Un total de 35 barcos se enfrentarán el 6 de junio al Strait Challenge, el gran desafío de la vela en el Estrecho

527

Un total de 35 barcos competirán el próximo día 6 de junio por alzarse con el primer premio en la segunda edición de la regata “Tongsstick Strait Challenge”, el gran desafío de la vela en el Estrecho de Gibraltar, organizado por el Real Club Náutico de Algeciras y por la empresa Activesea (Fine Yachting S.L.).

 

Se trata de una prueba en la que las embarcaciones navegarán por un recorrido que partirá de Algeciras y, bordeando la costa de Tarifa, recalará en aguas próximas a Ceuta para regresar a Algeciras. Un desafío por una de las zonas marítimas más complejas de la navegación mundial, y que supone el paso entre dos mares y dos continentes.

La regata regresa ya consolidada como prueba de alto nivel del circuito, con carácter anual, con el objetivo de hacerse un hueco en el calendario andaluz y nacional, una apuesta del Activesea y del Real Club Náutico de Algeciras que viene refrendada por el hecho de que este año, en su segunda edición, ya es prueba puntuable para el Campeonato de Andalucía de Cruceros de Altura.

En la regata participarán embarcaciones de las clases ORC 2 y 3, así como solitarios y A2 (de dos tripulantes por barco). La organización del evento ha contemplado obsequios para todos los participantes y premios de 1.500, 1.000 y 500 euros para primer, segundo y tercer clasificado.

La salida está prevista a las 9.00 horas del próximo día 6 de junio, si las condiciones meteorológicas lo permiten, desde la ensenada de Getares, con un recorrido costero que comprende un total de 50 millas.

Una vez salvada la Bahía de Algeciras, bordeando el Parque Natural del Estrecho, las embarcaciones cruzarán la isla de Las Palomas, en Tarifa, hasta alcanzar una baliza situada frente a la playa de Valdevaqueros. Desde allí, virarán hasta la otra orilla del Estrecho, donde tendrán que alcanzar una baliza situada en las proximidades del puerto de Ceuta, y llegar nuevamente a la Bahía de Algeciras.

La prueba cuenta con dos componentes que la hacen especialmente atractiva. De un lado, la complejidad de la navegación en aguas del Estrecho, donde las corrientes y la especial naturaleza de sus aguas obliga a extremar las habilidades de los patrones. Y, de otro, la singular belleza del enclave, con una navegación muy próxima al litoral del Parque Natural del Estrecho, lo que posibilitará contemplar el evento de forma muy atractiva desde multitud de puntos de la costa y de las playas de Algeciras y Tarifa.