Sílvia Pérez Cruz regresa a Málaga el 22 de mayo para cantar su Farsa en el Teatro Cervantes

187

Sílvia Pérez Cruz regresa a Málaga en mayo para presentar el repertorio de su nuevo disco, Farsa (género imposible). La cantante de Palafruguell (Girona), una intérprete de voz cautivadora, explorará su contenido en un concierto íntimo en el que las canciones están arropadas únicamente por su guitarra y por un despliegue de efectos multimedia. Mañana martes salen a la venta por un precio único de 30 euros las entradas para su actuación del 22 de mayo en el Teatro Cervantes (19 horas), una actividad incluida en la celebración del 150 aniversario del coliseo, programa en el que colabora la Fundación ”la Caixa”.

Farsa (género imposible) está formado por trece canciones originales que han sido creadas dialogando con otras disciplinas artísticas como el teatro, el cine, la danza y la poesía, y tiene prevista su publicación en abril. El disco incluye, entre muchas otras, la canción de Javier Ruibal ‘Intemperie’, interpretada por Sílvia para la película del mismo título de Benito Zambrano (2019) y que se alzó con el Goya a mejor canción original en 2020.

 

Sílvia Pérez Cruz alterna normalmente discos de composiciones propias con otros que en los que trata, como ella misma describe, de “crear desde la interpretación, versionando canciones de otros artistas”. Farsa (género imposible) es un álbum del primer tipo, principalmente integrado por nuevas composiciones de Sílvia grabadas durante 2019 y 2020, y que responde a su inquietud en relación a la dualidad de lo que se muestra y lo que realmente somos, por cómo sobrevive la fragilidad del interior, de lo íntimo, en estos tiempos en los que la superficie es tan arrasadora, en los que lo que se ve se puede llegar a confundir con lo que se escucha.

 

El concierto, en el que comparece sola y de negro en la oscuridad del escenario, es una de las posibles respuestas a lo expuesto con anterioridad, como un profundo viaje hacia el interior de uno mismo a través de la música. Sola en escena tratando de crear un espacio íntimo, crudo, en blanco y negro, un diálogo directo y sin filtros con el público, un espacio en el que mirar a cada persona en la sala directamente a los ojos y compartir reflexiones sobre el que para Sílvia es el lenguaje universal: el de la emoción. “Sílvia –ha escrito la crítica acerca de los conciertos de presentación de Farsa– es una cantante total, a menudo capaz de hacer lo imposible. Una voz que arranca un concierto por tangos morentianos, lo acaba tocando el pandero cuadrado entre versos de Javier Ruibal, y que, entre medias, se viste de bolero, de tango, de vals, de ranchera, de folk, de rock e incluso de ambient y drone”.

 

Sílvia Pérez Cruz ha deslumbrado en todas las ocasiones en las que ha escanciado su voz de orfebre en los teatros municipales de Málaga. Con el próximo concierto de mayo salda la deuda de su presencia en los actos de celebración del 150 aniversario de la construcción del Teatro Cervantes, una fecha que se había anunciado para septiembre de 2020 pero que se tuvo que posponer debido a la crisis sanitaria. La última vez que pisó las tablas del Teatro Cervantes fue con Rocío Molina en agosto de 2018 en el espectáculo de la bailaora malagueña Grito pelao, y anteriormente había acudido al primer escenario de la Costa del Sol acompañada de un quinteto de cuerda para presentar Vestida de nit (mayo de 2018) y para clausurar, en mayo de 2016, la 19 edición del Festival de Málaga. La primera visita de la cantante catalana a los espacios municipales data de diciembre de 2014, cuando acompañada de Raül Fernández ‘Refree’ desnudó en el Teatro Echegaray las versiones contenidas en su álbum granada.