Adiós a las 1.500 calorías diarias: especialistas recuerdan que cada persona necesita una dieta personalizada

20

La dieta de las 1.500 calorías diarias tiene los días contados. Los especialistas explican que cada persona necesita una ingesta determinada en función de su estilo de vida, patologías y ejercicio físico. Así se pone de manifiesto en el tercer y último capítulo de Mitos y realidades sobre la obesidad, el proyecto audiovisual de divulgación científica del  Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga), en colaboración con Fundación Unicaja.

En esta ocasión, la protagonista del vídeo es la investigadora y nutricionista clínica del Hospital Universitario Virgen de la Victoria y Quirónsalud Málaga, Rocío Fernández, entrevistada por el vicepresidente 2º del Colegio, Dr. José Antonio Trujillo, director de este espacio y de Studio Commálaga, desde donde se realizan las grabaciones. “Perseguimos arrojar luz en bulos y desinformación en torno a la nutrición y la obesidad”, manifiesta el Dr. Trujillo al inicio de la entrevista.

Para que la persona interesada en bajar o subir de peso sepa cuál es la cantidad idónea de calorías es imprescindible ponerse en manos de profesionales, recuerda el Dr. Trujillo.

Fernández analiza además algunas dietas que se han puesto de moda, como el ayuno intermitente y explica que “si se va a hacer ayuno intermitente hay que hacerlo bien. Hay distintos tipos: de doce, catorce o dieciséis horas pero no sirve de nada si no se hace correctamente”. Insiste en que es importante cuidar el resto de comidas que se ingieren ya que deben ser saludables. Recomienda que se elimine cena o desayuno, no el almuerzo, y que la persona reciba asesoramiento de un médico o un nutricionista. La especialista no es partidaria del ayuno de 24 horas.

Con respecto a los alimentos funcionales, que vienen ya preparados y supuestamente contienen todos los nutrientes, la nutricionista clínica recuerda que aunque contengan, por ejemplo, omega 3, el cuerpo absorbe mucho mejor el omega 3 que consumimos al tomar pescado azul que el que ingerido a través de alimentos funcionales. “Tenemos que trabajar la base, ya que con una correcta alimentación, basada en la dieta mediterránea, estamos aportando a nuestro organismo todos los nutrientes necesarios. La dieta mediterránea es la que verdaderamente contiene todos los alimentos funcionales, sin necesidad de preparados o suplementos”, añade.

Para Fernández, el estilo de vida actual en el que imperan las prisas no favorece la alimentación saludable y recuerda que el sedentarismo es un factor de riesgo.