Málaga supera los 510mil cruceristas en 2017

151

El presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, ha presentado el cierre de tráfico de cruceros para el presente ejercicio en el que se espera un movimiento de 510.682 pasajeros y 299 buques, lo que supondrá un incremento del 15% y 18,2% respectivamente, en relación a 2016.

Málaga cerrará el presente ejercicio con un importante incremento en el tráfico de cruceros, siendo el puerto que más ha crecido en esta actividad entre los puertos españoles más importantes. Según los datos acumulados hasta el mes de octubre, el recinto portuario experimentó un aumento del 18% en relación al mismo periodo del año anterior, por encima de Barcelona, Baleares, Las Palmas, Tenerife y Valencia.

Estas cifras vienen motivadas, principalmente, por el aumento de las operaciones en base en el Puerto de Málaga (navieras que apuestan por iniciar y/o finalizar sus itinerarios en el recinto portuario). Durante los últimos años, se observa una tendencia al alza en este ámbito. Si bien en 2015 este tipo de operaciones suponían el 8% de la actividad de cruceros, en 2016 ascendió al 21% y en 2017 llegará al 27% del tráfico total.

Cabe destacar, además, que en el presente ejercicio el Puerto de Málaga ha mejorado la estacionalidad de las escalas, marcada tradicionalmente por la llegada de buques durante la primavera y el otoño. De este modo, durante la época estival (que incluye los meses de junio, julio y agosto), el recinto portuario incrementó un 66% el tráfico de cruceros, habiendo recibido 80 escalas frente a las 46 del año anterior.

En 2017, un total de 12 buques visitaron por primera vez el recinto portuario, siendo especialmente destacable la llegada del ‘TUI Discovery 2’ el pasado mes de mayo, el cual fue bautizado durante su estancia en Málaga, tras su adquisición y posterior renovación por parte de la compañía TUI Group.

Tráfico de cruceros: una actividad sostenible
El Puerto de Málaga recibió escalas de buques de crucero 179 días en 2017, durante tres de los cuales coincidieron 5 buques, siendo el mes de octubre el de mayor número de pasajeros (85.340).

La consolidación del tráfico de cruceros tiene un impacto socioeconómico en el destino, por lo que la Autoridad Portuaria trabaja en proyectos que permiten analizar esta actividad y mejorar su sostenibilidad.

En este sentido, el ente público realiza un estudio anual sobre la opinión de los cruceristas respecto al puerto y el destino, mediante un proceso de monitorización de su experiencia, a través de un acuerdo de colaboración con la Universidad de Málaga.

Además, participa en el proyecto internacional LOCATIONS (http://www.malagaport.eu/proyecto-locations/, perteneciente al programa de cooperación para la zona mediterránea INTERREG MED y financiado por los fondos FEDER para ofrecer alternativas de transporte con bajas emisiones de carbono con la finalidad de hacer más sostenibles los destinos con tráfico de cruceros (la capital malagueña es la única ciudad española incluida en este grupo de trabajo, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga a través del OMAU y el Centro de Investigación de Recursos Energéticos-CIRCE).

Previsión 2018
La Autoridad Portuaria prevé consolidar el crecimiento que el tráfico de cruceros ha venido desarrollando en los últimos años, volviendo a alcanzar la barrera de los 500.000 pasajeros a bordo de 300 buques.

La apuesta de las navieras exclusivas por hacer escala en la capital malagueña es cada vez más destacada. En 2018, el número de escalas de lujo-premium será similar a las escalas estándar. Aumentará, también, la presencia del pasajero alemán, ya que las compañías Aida y TUI han incrementado considerablemente el número de escalas en el recinto portuario.

Por su parte, Málaga será clave para la compañía Marella Cruises (antes denominada Thomson Cruises), la cual volverá a realizar un número importante de operaciones en base durante la temporada de primavera y verano. El pasado mes de noviembre diferentes instituciones malagueñas formalizaron un acuerdo con la compañía en el marco de la World Travel Market.

Por último, respecto a la estrategia a desarrollar, 2018 será un año de transición a la espera de la incorporación de nuevos buques en 2019/2020, los cuales se encuentran actualmente en construcción. En este sentido, el Puerto prevé encontrar nuevas oportunidades, especialmente relacionadas con las operativas en base, en las que Málaga tiene buenas expectativas.

Además, establecerá una serie de objetivos sobre los que trabajará en colaboración con instituciones y empresas con interés en potenciar este tipo de tráfico:

– Generar nuevos itinerarios atlántico-mediterráneos en cooperación con otros puertos y destinos del área geográfica, tales como Tánger, Tenerife y otros puertos andaluces.

– Preparación de la feria internacional de cruceros Seatrade Med, que tendrá lugar en Málaga en 2020.

– Potenciar el sector de megayates, desarrollando una oferta interesante a los pasajeros y tripulantes de estas embarcaciones, ya que la demanda sobre el destino es similar a la de los cruceristas.