Las viviendas situadas en un barrio ‘de moda’ valen hasta un 20% más

79

Las viviendas situadas en un barrio ‘de moda’ de alguna de las grandes ciudades españolas valen desde un 5% hasta un 20% más. Y es que el aumento del interés por un barrio por parte de la demanda empuja al alza los precios de manera notable y, dependiendo de los motivos de ese auge, en un breve periodo de tiempo. En términos absolutos, un piso tipo de 80 metros cuadrados puede pasar de valer 250.000 euros a una cantidad a partir de 262.500 y de hasta 300.000 euros.

En muchas de las grandes ciudades de España hay zonas que son ilustrativas de esta revalorización: Chamberí, Lavapiés, La Latina y Malasaña, en Madrid; Gràcia, Sant Antoni, Horta y La Barceloneta, en Barcelona; Russafa y Cabanyal, en Valencia; Triana, La Macarena y Los Remedios, en Sevilla; o “Bilbao la Vieja”, en Bilbao. Las características de las viviendas en estos barrios varían dependiendo de la obsolescencia de su parque de viviendas. En estos momentos se buscan viviendas diáfanas, con estancias amplias y la superficie muy bien aprovechada. También se valoran los techos altos y la luminosidad. Sobre el estado del inmueble, se busca o bien que esté reformado o bien, si no lo está, que tenga un estilo arquitectónico y de diseño interior propio.

“Tanto por parte de los compradores como de los vendedores, que una zona se ponga de moda implica que los propietarios tratan de sacar un mayor precio por sus viviendas mientras que el número de interesados aumenta exponencialmente en el momento en el que se sabe que un barrio está ganando valor. Además, en el sector alquiler también se incrementa el interés de los arrendatarios por residir en ese barrio, mientras que los arrendadores van a incrementar sus expectativas de ingresos”, afirma Emmanuel Virgoulay, socio fundador de BARNES Spain.

¿Quiénes compran y qué motivos hay detrás de la revalorización de los barrios?

Por perfil de comprador, la mayoría de personas interesadas en adquirir una vivienda en un barrio de los considerados ‘de moda’ son o bien compradores jóvenes que buscan la mejor ubicación posible dentro de la urbe por encima de otros factores como son el tamaño del inmueble o un precio más bajo, o bien inversores que tratan de encontrar las mejores oportunidades para después vender más caro o arrendar la vivienda. De hecho, la revaloración del barrio también provoca que muchos de los propietarios pidan más por su piso ya sea para venderlo o para alquilarlo, lo que a su vez conduce a un “rejuvenecimiento” del barrio por la llegada de estudiantes y jóvenes de alquiler.

Las causas de que un barrio pase a estar de moda son múltiples y variadas. Desde el auge del turismo a la mejora de infraestructuras, pasando por la aparición de locales de moda o los cambios en la modelo urbanístico de la ciudad (zonas verdes, calles en peatonales…). También puede haber otros factores detonantes de esta revalorización, como puede ser una nueva línea de metro, nuevos centros de enseñanza o motivos más paradigmáticos, como es el caso del cierre de la cárcel La Modelo, en la zona izquierda del Eixample barcelonés, que ha hecho que las viviendas de alrededor se revaloricen del día a la mañana.