La Junta revisa al alza y eleva al 2,8% la previsión de crecimiento de la economía en 2017

121

La Consejería de Economía y Conocimiento estima un incremento real del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,8% para 2017, medio punto por encima de la previsión anterior del 2,3% contemplada en el Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía 2017. Esta previsión de crecimiento económico es una décima superior a la que el Ministerio de Economía y Competitividad pronostica para la economía española (2,7%). De igual forma, el crecimiento de la economía andaluza en 2017 será superior también al de la Zona Euro (1,7%) y la Unión Europea (1,9%), lo que permitirá dar continuidad al proceso de convergencia retomado en 2015.

En octubre de 2016, la Consejería de Economía y Conocimiento estimó y publicó las primeras previsiones macroeconómicas de Andalucía para el año 2017, con motivo de la elaboración del Presupuesto. Desde entonces, la economía andaluza ha afianzado su trayectoria de crecimiento, y presenta un dinamismo que se refleja en los ritmos de crecimiento de la oferta productiva y la demanda, y que se traslada de manera muy positiva en el mercado laboral.

En particular, la información conocida del presente año refleja que la economía andaluza avanza en 2017 con un notable dinamismo económico.

Según la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía, publicada por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), en el primer trimestre de 2017 la economía andaluza ha registrado una aceleración del ritmo de crecimiento respecto a finales de 2016, superando nuevamente los resultados alcanzados en la Unión Europea. Una trayectoria, que permite dar continuidad al proceso de convergencia retomado tras los años de crisis económica.

En concreto, el ritmo de crecimiento interanual de la economía andaluza ha sido del 2,8%, dos décimas más elevado que en el trimestre anterior (2,6%), casi un punto por encima de la Eurozona (1,9%) y la Unión Europea (2,1%). Comparado con las principales economías del área, el crecimiento de la economía andaluza supera en más de un punto el observado en países como Alemania (1,7%), y casi triplica el de Francia (1%).

El crecimiento de la economía andaluza destaca además por su carácter equilibrado, sustentándose, por el lado de la oferta, en todos los sectores productivos, y por el lado de la demanda, tanto en los componentes internos como especialmente los externos, de tal forma que las exportaciones se han configurado como el componente más dinámico del PIB.

Más específicamente, en lo que al comercio de mercancías se refiere, las exportaciones al extranjero alcanzan en los cuatro primeros meses del año una cifra histórica, con más de 10.500 millones de euros, un 23,9% por encima de lo que se exportó en el mismo período del año anterior, y más que duplicando el crecimiento medio de las exportaciones de mercancías al extranjero de España (9,8% interanual).

Una cifra de exportaciones que supera a las importaciones realizadas, contabilizando Andalucía un superávit de la balanza comercial con el extranjero en el primer cuatrimestre del año de 996,9 millones de euros, récord de la serie histórica, en contraste con el déficit que la misma presenta a nivel nacional (-8.398,1 millones de euros).

La principal consecuencia de este dinamismo de la actividad económica y la demanda en Andalucía en el presente año 2017 se refleja en el mercado laboral, donde se intensifica la trayectoria de creación de empleo y reducción de la cifra de parados.

La información más avanzada que se conoce de paro registrado y afiliados a la Seguridad Social hasta el mes de mayo, señala una aceleración del proceso de creación de empleo, que lleva también a intensificar la trayectoria de reducción de los parados.

En concreto, se alcanza una tasa de aumento interanual de la afiliación de trabajadores a la Seguridad Social del 4,6%, la más alta de los últimos once años (desde 2006) y superior a la media nacional (3,9%), lo que supone 132.121 afiliados más. Junto a ello, el paro registrado presenta un ritmo de caída del -12,3% interanual en mayo, un máximo histórico, superior a la media en España (-11,1%), y que supone 115.953 parados menos.

Todos estos resultados confirman que la economía andaluza avanza en el año 2017 con un notable dinamismo, intensificando su trayectoria de crecimiento económico, creación de empleo y reducción del número de parados, y con diferencial favorable respecto a su entorno, que le está permitiendo continuar  en el proceso de convergencia retomado tras los años de crisis.

Mejora del contexto exterior y revisiones

Al mismo tiempo, se ha venido produciendo una mejora del contexto exterior. Se ha producido un comportamiento mejor del esperado de las economías china y estadounidense, así como de las economías de mercados emergentes y en desarrollo por la subida del precio de las materias primas. A esto hay que unir una política monetaria acomodaticia en el ámbito europeo, que permite el desapalancamiento de los sectores, y una mejor evolución de los mercados de trabajo. Estos factores han derivado en una revisión al alza de las perspectivas de crecimiento de las economías de nuestro entorno más próximo, como la Unión Europea (UE) y la Eurozona, así como de la economía española.

En consecuencia, y a tenor de las consideraciones realizadas, la Consejería de Economía y Conocimiento estima un incremento real del PIB del 2,8% para 2017, medio punto por encima de la previsión anterior del 2,3% contemplada en el Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía 2017. Esta previsión de crecimiento económico es una décima superior a la que el Ministerio de Economía y Competitividad pronostica para la economía española (2,7%). De igual forma, el crecimiento de la economía andaluza en 2017 será superior también al de la Zona Euro (1,7%) y la Unión Europea (1,9%), lo que permitirá dar continuidad al proceso de convergencia retomado en 2015.

Este crecimiento real de la economía andaluza se producirá en un contexto nominal de subida moderada de los precios. De este modo, teniendo en cuenta el crecimiento real previsto y la evolución esperada para el deflactor del PIB, la economía andaluza registrará en 2017 un crecimiento del PIB del 4,1%, en términos corrientes, con lo que el PIB nominal de la comunidad autónoma se situará cercano a los 160.000 millones de euros. Esto supondrá que en 2017 se habrá recuperado el PIB nominal que la economía andaluza tenía antes de las crisis (157.147 millones de euros en 2008).

En el mercado laboral, el crecimiento de la economía andaluza en 2017 permitirá un nuevo aumento de la ocupación, estimado en el 2,6%, cuatro décimas superior al previsto en otoño del año pasado, lo que permitirá la creación de unos 78.000 nuevos puestos de trabajo, superando los tres millones, hasta alcanzar los 3.076.000.

Este comportamiento de la ocupación se traducirá en una reducción del paro registrado, que se estima cierre el año con una reducción de 85.000 personas, un -9,6% en términos relativos, con lo que el nivel de paro registrado quedará situado por debajo de las 800.000 personas.