Fundación Unicaja inaugura en Antequera una exposición antológica sobre el movimiento estético Indaliano y su influencia en el arte del siglo XX

138

Fundación Unicaja exhibe hasta el próximo 16 de marzo en Antequera, en el Centro Unicaja de Cultura, la exposición ‘Lo Indaliano y su repercusión en la plástica contemporánea’, una muestra colectiva que repasa lo mejor de este movimiento estético almeriense y su posterior influjo en la pintura española de los años cincuenta, sesenta y setenta.

La exposición, integrada por más de una treintena de obras, todas ellas pertenecientes a los fondos de la Colección de Arte de Unicaja, ha sido inaugurada por la responsable de la unidad de Artes Plásticas y Espacios Museísticos de la Fundación Unicaja, Emilia Garrido, quien ha destacado el liderazgo generacional de Jesús de Perceval, auténtico eje sobre el que gravita la identidad del grupo pictórico.

Los cuadros de Perceval, junto a los de artistas como Miguel Cantón Checa, podrán verse en Antequera de lunes a viernes en horario de 17,00 a 20,00 horas. Los sábados, domingos y festivos la sala permanece cerrada.

La muestra, con la que Fundación Unicaja refuerza su compromiso con la cultura y con los contenidos artísticos de calidad, viene precedida por el éxito obtenido previamente en Cádiz, Ronda, Sevilla y Almería, donde se expuso por primera vez.

‘Lo indaliano y su repercusión en la plástica contemporánea’ resume a través de treinta y dos obras la aventura estética del movimiento almeriense y su huella en el lenguaje artístico del pasado siglo. Se trata de una muestra cuyo planteamiento parte de dos premisas básicas planteadas por su propios protagonistas: la negación a considerar ‘lo indaliano’ como un concepto estético grupal y el protagonismo de Jesús de Perceval, principio y fin de la idea plástica.

En esta muestra están presentes, con creaciones de gran calidad, cinco artistas de gran calidad vinculados al movimiento desde sus orígenes: Miguel Cantón Checa, Luis Cañadas, Antonio López Díaz, Francisco Alcaraz y el propio Perceval. Todos ellos bautizaron el Indalo en 1947 durante el I Congreso Indaliano celebrado en Pechina (Almería) y colaboraron en la célebre exposición conjunta celebrada ese mismo año en el Museo de Arte Moderno de Madrid.

Dos años después del apogeo indaliano acontecido en 1951, a raíz de la Primera Bienal Hispanoamericana en la que Perceval presentó su célebre cuadro ‘La matanza de los inocentes’ aparecen en la escena indaliana nuevas figuras cuyas propuestas plásticas, relacionadas fundamentalmente con la concepción luminosa del paisaje almeriense, advertían cierta filiación con ‘lo indaliano’. Entre ellos, destacan Francisco Jiménez ‘Pituco’ y Miguel Martínez Gómez, que también forman parte del catálogo de artistas seleccionados para esta exposición.

Algunos especialistas vinculan a estos artistas al Grupo Indaliano por su participación, junto a los considerados fundadores del movimiento, en la histórica muestra colectiva de las Galerías Layetanas de Barcelona de 1953, en la que empezó a fraguarse la aceptación de las vanguardias en España.

En la muestra organizada por Fundación Unicaja también destacan obras de José Gómez Abad, Rafael Córdoba o Carmen Pinteño, estos dos últimos pertenecientes a una generación posterior, la que empezó a despuntar en los cincuenta y en los sesenta.